vBulletin stat
03
feb

Cachondeo en el pesero….

Quisiera contar mi experiencia cachonda…. yo soy un chavo totalmente discreto, que todos los días utiliza el transporte público del metro, para trasladarme a mi facultad, que por cierto, estudio y estoy a punto de salir, sucede que soy gay, pero nunca me he atrevido a estar con otro chico, por muchas razones, sin embargo tiendo a usar ropa apretada, soy delgado por supuesto, cierto día hace tres meses, estando en la facultad jugando futbol, me rompí el pantalón de mezclilla, en la entrepierna, por lo que se me notaban los bóxers apretados, un poco, no tanto si no es que me sentaba, aunque no me había dado cuenta hasta que unos cuates míos, me observaban muy extrañados, en ese entonces comencé a revisarme por todos lados, pensando que había caído en algún tipo de broma, sin embargo al fijarme hacia abajo, note que el paquete se salía, del pantalón y se marcaba tanto, y para empeorar el asunto, el bóxers era amarillo muy fuerte, obvio resaltaba demasiado entre toda mi ropa, yo muy apenado me levante y coloque mi mochila para no dejar que me vieran mas, al salir de la facultad, llegando al metro, tome un pesero, (una combi para algunos), hacia mi querido hogar, yo muy apenado decidí sentarme en la ventana al fondo, y cubrirme con la mochila, para no asustar a algún buen ciudadano, sin embargo la combi se empezó a llenar completamente al grado que enfrente de mí, un señor con una gran mochila me cubría de la vista de todo, a mi derecha se sentó un tipo, a simple vista era como de 30 años, que traía cabello medio largo negro, vestía una camisa de licra negra y un pantalón mezclilla, traía en sus piernas una mochila, que lo cubría hasta medio pecho, traía una perforación en la oreja izquierda y uno en la nariz, de esos aretitos que se ponen, en fin su aspecto era como de metalero o rockero, pero no a la exageración, se hizo el dormido y se recargo bastante en mi, cuando la combi ya llevaba como 10 minutos yo muy distraído viendo hacia el camino, sentí un pequeño calorcito que poco a poco se hacía sentir más en mi pierna derecha, yo creía que era la mochila, tal vez el agua se había tirado, pero no, a los 20 minutos sentí exactamente que algo se movía, como pequeños piecitos que caminaban en mi pierna, poco a poco comenzó a ser más fuerte, hasta que al fin, logre identificarla, era una mano, y en ese entonces entre en pánico…. yo respiraba muy agitadamente… sentía que alguien se quería sobrepasar, sin embargo a los pocos minutos me gusto, con el avanzar del camino comenzó a masajearme y a tocarme la verga, primero con un dedo, después con dos, después con tres, y pasando un brinco de tope ya tenía la mano completa sobando la verga, la misteriosa mano había alcanzado a entrar a mi pantalón roto y tocar mi bóxers marcado, al querer saber de donde provenía, me di cuenta que el tipo de alado, se venia haciéndose el dormido, tapándose con su mochila, extendía la mano en mi verga, así que poco a poco me gustaba lo que hacía, y yo me hacia el despistado para no despertar sospechas, en ese entonces a mitad de camino me saco el pene del bóxers, y comenzó a masturbarme, claro, nadie nos veía por las mochilas, yo trataba de contenerme, quería gemir de placer, el seguía masturbándome la verga, y con el movimiento rápido del pesero, se hacia una sensación de vibrador debajo de mi culo, cuando hubo llegado al clímax, me corrí en su mano y manche de semen mi ropa y mi mochila…no lo podía creer, había sido masturbado en público, y la adrenalina no paraba de sentirse.. Después a los pocos minutos, se despertó, según el, y se bajo…. y no lo volví a ver jamás…. desde ese día comencé a usar mezclillas rotos, con la idea de que un día sucederá de nuevo….
Espero te haya gustado mi experiencia… comenta.

El contenido de los videos y fotos no es responsabilidad de Gayamateur.com.mx sino de los usuarios que aqui los presentan. Entrada prohibida a menores de edad, si eres menor te pedimos que abandones la pagina y si es Ud padre informese.